Vacaciones en la ciudad

Cada que la SEP anuncia su calendario escolar —este año, dos y el que viene, tres— la mayoría de los papás vamos directo a los días de vacaciones. Ya que este año tendremos a los pequeños en casa durante más de un mes, es oportunidad de tomar vacaciones también y salir de viaje; pero si no hay viaje planeado o curso de verano para ellos, aprovecha para pasar unos días con ellos en la Ciudad de México, aquí y decimos qué pueden hacer.

Museos. En la CDMX la oferta de museos es muy grande y, por lo mismo, son muchos los que tienen opciones para niños además del Papalote, por ejemplo: La isla Panwapa del Museo de memoria y tolerancia, el MIDE, el MUTEC, el MUAC, el CENART, entre otros.

Parques. La CDMX se ha encargado de tener en muy buenas condiciones los parques y sus juegos, visita el Lincoln en Polanco, el México o el España en la Condesa, el Río de Janeiro en la Roma, el de los Venados en la del Valle, son solo algunos de los parques con juegos que además están rodeados de árboles. De todas formas, verifica que los índices de contaminación sean bajos si quieres salir con tus hijos al parque.

Parques de diversiones. En realidad no son tantas las opciones que tenemos en la ciudad, pero aprovecha algún día para salir con tus hijos. Como el tiempo está nublado, lo mejor será que si vas lo hagas muy temprano y un día despejado.

Actividades. Ha estado lloviendo y parece que todo el verano se mantendrá húmedo, así que es momento de volver a ser niño en tu propio departamento. Entre las cosas que puedes hacer, están:

  • Juegos de mesa.
  • Teatro en familia (puedes inventar un teatro guiñol con una caja de cartón grande y calcetines viejos)
  • Inventos y experimentos (en Youtube hay una infinidad de canales con ideas DIY con niños).
  • Pintura: desde colores y crayolas hasta acuarelas y acrílicas en cuadernos, pizarrones o muros que designes para ello.
  • Plantas. Sembrar o restaurar, ten a la mano una lupa y cámara. Y cada día llévalos a ver el avance, tomen la foto y que hagan un dibujo. De aquí al final de las vacaciones verán el avance y se sorprenderán de la magia que hay en la naturaleza. Pueden también hacer un pequeño herbario que guarde algunas flores de los lugares que visitaron en las vacaciones.
  • Construir un instrumento musical o un muñeco con materiales reciclables (latas, botellas, semillas, etcétera). Necesitarás materiales muy básicos y ellos la pasarán increíble, al final pueden hacer una canción o una pequeña obra.
  • Cine debate infantil. Ve a la sección infantil de películas en Netflix y hagan una tarde de sólo películas. Invita a algunos amigos, pongan botanas saludables, cierren cortinas, dejen bien oscura la sala. Al final platiquen sobre la película, hazlos reflexionar sobre la historia, sus personajes, la forma en que se contó la historia, si les gustó o no y por qué.
  • Cocina. Que te ayuden a hacer la comida del día, sobre todo si es fría, o a hacer el postre. Les encantará darle formas a la comida.
  • Inventen cuentos. Es muy importante leer cuentos, pero mucho más divertido inventarlos en el momento, sobre todo si ellos intervienen en ellos. Al final, escríbelos y guárdalos de recuerdo.
  • Aburrimiento, básico para despertar la creatividad en ellos, y en nosotros también. Contemplen el paisaje desde la ventana, observen el movimiento de las nubes, encuentren formas, adivinen si lloverá o no, qué insectos pueden vivir en los árboles que miran desde dentro, etcétera. Son miles las cosas que pueden hacer con el aburrimiento, que den ideas ellos.

Eunice Véliz

“La información aquí presentada es responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la opinión de Punto Destino”